DOS ANÁLISIS DE LA TEORÍA DE MASLOW SOBRE LA SATISFACCIÓN DE LA NECESIDAD

POR ELLEN L. BETZ

Universidad de Minnesota.

Traducción realizada por Rosa Mª Rodríguez Alfonso

Supervisado por Beatriz Miralles

            En un ensayo de dos partes sobre la teoría de Maslow referente a la motivación humana, se han investigado dos relaciones: (1) la relación entre la importancia de la necesidad y las deficiencias de esta necesidad, y (2) la relación entre las deficiencias de la necesidad y la satisfacción de la vida. Los sujetos eran grupos de mujeres licenciadas, con tres tipos de ocupaciones: profesional-directiva,  administración-ventas y amas de casa. En el primer estudio, las diferencias de los grupos en las deficiencias mostradas no respaldaban la hipótesis de que la importancia de la necesidad está negativamente correlacionada con las deficiencias en dicha necesidad. Sin embargo, la jerarquía de las  deficiencias de los tres grupos era consecuente con la relación de la hipótesis, así como las pequeñas pero significativas correlaciones que se obtuvieron entre la importancia de la necesidad y los valores de deficiencia. En el segundo estudio, los resultados respaldaron parcialmente la teoría de Maslow al encontrarse en dos de los tres grupos laborales una relación significativa entre la satisfacción de la necesidad y la satisfacción de la vida. Los resultados de ambos estudios se discuten en relación a algunas consideraciones sobre el desarrollo profesional de las mujeres.

            A lo largo de los últimos años se han hecho muchos esfuerzos para comprender los modelos profesionales encontrados en la vida de la mujer ( por ejemplo Ginsberg, 1966; Horner, 1969; Nagely, 1971). Sin embargo, sólo unos pocos investigadores han tratado de desarrollar procedimientos que ayuden a explicar el desarrollo profesional de las mujeres. Entre estos hay uno que parece prometedor, señalado por Harmon (1977), quien propuso que las profesiones de las mujeres podrían explicarse,  al menos en parte, por la aplicación de la teoría de Maslow sobre la motivación humana (1954, 1970).

            En resumen, Maslow dijo que hay cinco necesidades básicas que son esenciales para una existencia humana óptima. Él ordenó estas necesidades en una jerarquía, desde la más baja a la más alta. Las necesidades de orden más bajo incluían las necesidades sociales. Las necesidades de orden más alto incluían la estima y la propia realización.

            Maslow también propuso una jerarquía de prepotencia de las necesidades desde el  nivel más bajo al más alto (Maslow, 1954). De acuerdo con esto, cuando una necesidad se satisfacía, ya no se esperaba que determinase el comportamiento; sólo cuando las necesidades de orden más bajo se habían satisfecho, es cuando uno era totalmente consciente de las necesidades de orden más elevado. Sin embargo, como la aparición de la necesidad  se consideraba un proceso gradual, un individuo podía estar en un momento dado motivado por más de una necesidad y continuaría estando motivado por una necesidad hasta que ésta fuera satisfecha. Además, si una necesidad de orden bajo se viera amenazada en un momento posterior, volvería a aparecer como dominante y asumiría una posición importante en el sistema de motivaciones del individuo. Maslow describió las necesidades de más alto nivel como necesidades de desarrollo; cuando eran satisfechas, él creía que la gente podría realizar su máximo potencial. Sin embargo, si no eran satisfechas, una persona podría experimentar alienación, cinismo o apatía (Maslow, 1968).

            Las solicitudes de separatas deben ser enviadas a la Doctora Ellen L. Betz, Departamento de Asistencia a los Estudiantes, Universidad de Minnesota. 101 Eddy Hall, Minneapolis, MN, 5545.5.

            La teoría de Maslow ha inspirado una extensa investigación enfocada al desarrollo de una comprensión del desarrollo profesional de los hombres (por ejemplo Elsamli y Cummings, 1968; Herzberg, 1966; Johnson y Marci-um, 1968; 1961, 1962, 1963). Sin embargo, antes de la propuesta de Harmon (1977), no se había realizado ninguna investigación para probar el modelo de Maslow en muestras de mujeres.

            Al aplicar las teorías de Maslow a la experiencia  de  vida de las mujeres, Harmon (1977) señaló que las necesidades de las mujeres han sido tradicionalmente satisfechas a través de su asociación con otras personas, por lo general, padres o maridos. Mujeres como estas, que nunca han trabajado independientemente  fuera del hogar, rara vez han aprendido que ellas tienen la capacidad de proporcionar la satisfacción de sus propias necesidades. Por consiguiente, Harmon (1977) lanzó la hipótesis de que las mujeres que dependen totalmente de otros para sus necesidades básicas no demuestran tantas necesidades de orden alto como las mujeres cuyas necesidades básicas están aseguradas, esto es, proporcionadas directamente por su propio empleo.

            En una investigación presentada en 1982, Betz probó la hipótesis de Harmon comparando la importancia de las necesidades de tipo Maslow a través de tres tipos de mujeres: profesional-directiva,  administración-ventas, y amas de casa. De acuerdo a las expectativas, se obtuvieron de la propuesta de Harmon (1977) y del modelo de prepotencia de Maslow (1954, 1970); las amas de casa obtuvieron una puntuación más alta que los otros dos grupos en la importancia de la protección-seguridad y de las necesidades sociales, siendo ambas necesidades de orden más bajo. Las trabajadoras profesionales-directivas y  administración-ventas obtuvieron una puntuación más alta que las amas de casa en la importancia de la necesidad de la estima, una necesidad de orden más alto (Betz, 1982). Sin embargo, para los tres grupos, la propia realización era la necesidad mejor puntuada y no había diferencias entre los tres grupos en la puntuación obtenida de la importancia de la necesidad de la propia realización.

            Aunque el estudio de Betz (1982) indicó que la importancia de la necesidad parecía estar unida con la hipotética amenaza a las necesidades básicas de las amas de casa, los datos no demostraban específicamente que hubiera diferencias laborales hasta el punto de que las mujeres percibieran que la satisfacción de sus necesidades estuviese siendo limitada o aumentada por sus diferentes situaciones en la vida. De acuerdo con esto, parecía indicado emprender una nueva investigación para averiguar las diferencias entre los tres mismos grupos ocupacionales de mujeres en la satisfacción de la necesidad percibida por ellas, diferenciándola de la necesidad de la importancia,  variable investigada en el anterior estudio (Betz, 1982).

            Sin embargo, esta cuestión lleva directamente a la cuestión más importante de la relación entre la importancia de la necesidad y la satisfacción de la necesidad junto con su complemento, la deficiencia de la necesidad. La teoría de Maslow parece indicar que podía esperarse una correlación negativa entre la importancia de la necesidad y la satisfacción de la necesidad, ya que las necesidades satisfechas en la jerarquía de prepotencia perderían gradualmente su importancia, permitiendo que se activaran las necesidades de más alto nivel. Por otra parte, se esperaría que la deficiencia de la necesidad  causara un movimiento en la dirección contraria, ya que según Maslow postuló, una deficiencia mayor conduciría al resurgimiento de la importancia de una necesidad; de este modo, cuanto mayor fuera la deficiencia, mayor sería la importancia de la necesidad.

            Al aplicar la teoría de Maslow a los resultados del primer estudio de Betz (1982), uno podría esperar que las puntuaciones de la importancia de la necesidad en los tres grupos laborales del estudio, deberían ser indicativas de sus respectivas deficiencias de necesidad, estando asociadas las puntuaciones más altas de las necesidades con las deficiencias más altas. Por ejemplo, puesto que las amas de casa obtuvieron una puntuación particularmente alta en las necesidades de nivel más bajo en el estudio anterior, las expectativas del modelo de Maslow indicarían que ellas también presentarían deficiencias más altas en las necesidades de nivel más bajo.

            Una cuestión adicional de la teoría de Maslow tiene que ver con la relación entre la satisfacción de la necesidad y la satisfacción de la vida. El modelo de Maslow implica que estas variables deberían estar relacionadas positivamente. De acuerdo a esto, se esperaría que las deficiencias de la necesidad estuvieran relacionadas de forma significativa a la satisfacción de la vida; es decir, cuanto mayor fuera la deficiencia, menor sería la satisfacción de la vida.

            Una vez más, las investigaciones  sobre esta cuestión han sido presentadas, en gran parte, con ejemplos de hombres; algunos de los estudios han incluido ejemplos de mujeres, pero estos han estado típicamente limitados a mujeres en posiciones profesionales tan tradicionales como la enseñanza (Kuhlen, 1963), enfermería (Weiss, Dawis, Lofquist, & England, 1965), o trabajo administrativo (Betz, 1969; Morse, 1953; Weiss y otros, 1965). Además, éstos estudios no han analizado sistemáticamente las diferencias en las contribuciones de diferentes necesidades en la predicción de la satisfacción profesional, como hubiera implicado un ensayo de la teoría de Maslow. Además, el modelo no ha sido aplicado a una comprensión de la motivación tanto de las amas de casa como de las mujeres de un grupo representativo más amplio de puestos profesionales y directivos.

            Otra cuestión de interés radica en el hecho de que, aunque Maslow estaba interesado por el bienestar global de la gente, la mayoría de los estudios de su teoría se han centrado en la relación entre las necesidades relacionadas con el trabajo y la satisfacción laboral. Sin embargo, una suposición a menudo mencionada es que una adaptación al trabajo satisfactoria está muy relacionada con la satisfacción general de la vida (por ejemplo, Dawis, Lofquist, & Weiss, 1968; Maslow, 1976). Sólo algunos estudios han investigado la relación entre el trabajo y la satisfacción personal (por ejemplo, Cantril, 1965; Curin, Veroff, & Feld, 1960), y estos trabajos han sugerido que la satisfacción de la vida puede no estar relacionada de forma importante con las condiciones en el trabajo. A pesar de todo, la relación aún parece, de forma intuitiva, ser sumamente importante.

            El propósito del presente estudio era investigar más profundamente las implicaciones de la teoría de Maslow para las mujeres, basándose y ampliando el estudio de Betz (1982) por medio de más análisis de la información recogida al mismo tiempo y de la misma muestra de mujeres de la información analizada en el estudio de 1982. Siguiendo las expectativas derivadas de la teoría de Maslow, se propusieron dos grupos de hipótesis: (1) que la importancia  y las deficiencias de la necesidad de las mujeres estarían correlacionadas de forma negativa; cuanto más grande fuera la deficiencia, más importante sería la necesidad; que las amas de casa, comparadas con las empleadas profesionales-directivas y de administración-ventas percibirían mayores deficiencias en el cumplimiento de sus necesidades de orden más bajo: que las mujeres empleadas de forma independiente fuera de casa, presentarían una menor deficiencia de necesidad en las necesidades de orden más bajo y mayores deficiencias en las necesidades de orden más alto de lo que presentarían las amas de casa: que la jerarquía de las deficiencias de la necesidad de los distintos grupos sería coherente y apoyarían las expectativas respecto a la relación, de la que se hizo una hipótesis, entre la importancia de la necesidad y las deficiencias de esta necesidad. (2) Que la satisfacción de la necesidad de las mujeres estaría relacionada  de forma importante a su satisfacción de la vida.

MÉTODOS

            El ejemplo se hizo con el mismo grupo de mujeres estudiado en  el ensayo de Betz, 1982. Estaba compuesto por  mujeres que recibieron sus títulos de licenciadas durante el año civil de 1968 de una gran universidad del medio oeste. Un cuarto del total de licenciadas de las dos escuelas más importantes, educación y artes liberales, fue seleccionado al azar para ser incluido en la muestra; además, todas las mujeres licenciadas en las escuelas más pequeñas (ciencias del hogar, comercio, ciencias) fueron incluidas en el estudio.

            Diez años después de la graduación, se enviaron por correo unos cuestionarios a todas las mujeres incluidas en el estudio. A fin de localizar a los sujetos y obtener cuestionarios rellenos, se utilizaron cartas recordativas y contactos telefónicos. Del conjunto original de 745 mujeres, 502 (67%) fueron localizadas y devolvieron material aprovechable. Se obtuvo material completo para todas las variables de 474 mujeres (64%).

            Partiendo de su trabajo actual, los individuos fueron asignados a clasificaciones definidas por el primer dígito del código de su trabajo recogido en el  Dictionary of Occupational Titles  (D.O.T.; Departamento Laboral de los Estados Unidos, 1977). La mayoría de las mujeres se incluyeron en los códigos 0 y 1 del D.O.T. (profesional-directiva , N=295) 2 (administración-ventas; N=39) ó 3 (servicios; N=151). Cuatro de las 151 mujeres en la categoría del código 3 (servicios) eran amas de casa a jornada completa. Estas cuatro mujeres y el pequeño grupo de 17 personas en los grupos de código del D.O.T. del 4 al 9, fueron excluidos de posteriores análisis en el presente estudio.

Procedimientos e Instrumentación

            Todos los sujetos recibieron una carta invitándoles a participar junto con una adaptación del cuestionario de la satisfacción de la necesidad de Porter ( PNSQ; Porter, 1961, 1962, 1963) una medida de las necesidades y de la satisfacción de la necesidad, y una medida de la satisfacción de la vida desarrollada  por Campbell, Converse y Rodgers (1976). También se incluyó en el envío un cuestionario demográfico proporcionando información sobre la historia laboral y el estatus de la familia y el ama de casa.

            El cuestionario de Porter, el PNSQ, ha sido extensamente usado para investigar las necesidades de los trabajadores  en el comercio y la industria ( Elsamli & Cummings, 1968; Johnson & Marcrum, 1968, Porter, 1961, 1962, 1963; Slocum, 1971). Las categorías de las necesidades y la disposición jerárquica del PNSQ, son similares a las del sistema de clasificación de Maslow, con dos excepciones descritas en el ensayo de Porter de 1961:la omisión de las necesidades fisiológicas y el establecimiento de la autonomía como una categoría separada. Para el presente estudio, el PNSQ se completó con la adición de un artículo sobre la seguridad física, no incluido en el cuestionario original de Porter. Tal como fue adaptado, el cuestionario constaba de 16 grupos de artículos que reflejaban 5 de las necesidades humanas de Maslow (1954, 1970): protección-seguridad (dos artículos), social (dos artículos), autonomía (cuatro artículos), estima (cinco artículos), y auto-realización (tres artículos). (Puesto que Porter no ha publicado datos de fiabilidad de sus escalas, se investigó la fiabilidad como parte del presente estudio). Cada uno de los dieciséis artículos constaba de tres preguntas, como sigue:

a.       ¿Cuánto de la característica hay actualmente relacionada con su trabajo?

b.      ¿Cuánto de la característica piensa usted que debería estar relacionada con su trabajo?

c.       ¿Cuánto de importante es para usted esta característica del trabajo?

Al responder al cuestionario, a los sujetos se les pidió que valoraran sus actuales

trabajos, tanto si trabajaban fuera de casa como si eran amas de casa a jornada completa. Las respuestas estaban basadas en una escala de clasificación de siete puntos con respuestas alternativas que iban del 1 (mínimo) al 7 (máximo). Las respuestas a la parte c eran la base de la investigación de la importancia de la necesidad presentada en el estudio decimotercero (1982). Para el presente estudio, cinco puntos de deficiencia de la necesidad fueron calculados sustrayendo la respuesta individual a la parte b (¿Cuánto debería ?) de la respuesta a la parte a  (¿Cuánto _________ hay?). La puntuación individual para cada deficiencia de la necesidad fue entonces calculada promediando las respuestas a través de aquellos artículos de los que constaba cada escala de la necesidad.

            La medida de la satisfacción de la vida para el presente estudio era un único artículo desarrollado por Campbell y otros (1976) del Centro de Investigación y Estudio de la Universidad de Michigan, para el uso en su estudio nacional de 1244 adultos y de su empleo del tiempo. Un estudio repetido, presentado de 4 a 6 meses más tarde , tuvo como resultado una correlación (tau de Kendall) de 0,59 entre las dos pruebas (Campbell y otros 1976). Se ha demostrado que la medida de satisfacción se correlaciona de forma importante con la edad, el estado civil, la educación, los ingresos, y la incongruencia entre los ingresos y el nivel de educación (Campbell y otros 1976).

El artículo es como sigue: “En conjunto, ¿cómo de satisfecho está usted con su vida tal y como es en este momento?” Se daba una respuesta alternativa de 7 puntos.

Análisis de los datos

            Los coeficientes alfa y las correlaciones de Pearson se calcularon para probar la exactitud y coherencia interna de las escalas del PNSQ. Para probar las hipótesis por lo que se refiere a las diferencias en las deficiencias de las necesidades entre los grupos, se desarrolló un análisis discriminante por pasos. Las cinco medidas de deficiencia de las necesidades se usaron como variables independientes; los grupos laborales se usaron como variable dependiente. Se compararon las puntuaciones de los grupos en las funciones resultantes. Se realizaron análisis de varianza de una vía entre los tres grupos laborales, de forma separada para cada uno de los cinco conjuntos de puntuaciones de deficiencia de necesidad. Se analizaron las diferencias entre los pares de promedio de grupo, usando pruebas de significación (Scheffé, 1959), de forma separada para cada área de deficiencia de necesidad. Además, el orden de las puntuaciones de la deficiencia de la necesidad fue determinado de forma separada para cada grupo laboral. Para investigar más profundamente el significado de las variables de la necesidad y la relación entre la importancia de la necesidad y la deficiencia de ésta, se calcularon los coeficientes de correlación para todas las combinaciones de las variables  de deficiencia de la necesidad.

Resultados

            Las exactitudes alfa fueron calculadas para las medidas de autonomía, estima y auto-realización, ambas para la escala de “¿cuánto__________hay?” y de “¿cuánto _______ debería haber?” para cada variable. Los coeficientes oscilaban entre 0.58 (estima: “¿cuánto________ debería haber?”) y  0.83  (autonomía y auto-realización: “¿cuánto ________ hay?”). Puesto que había sólo dos artículos en las escalas de protección-seguridad y en la escala social, la fiabilidad no podía calcularse con exactitud. Los coeficientes correlacionados de personas entre cada conjunto o dos artículos oscilaban entre 0.24 (protección-seguridad: “¿cuánto __________ debería haber?”) y 0.33 (social: “¿cuánto _________ hay?”).

            Los resultados del análisis discriminante se muestran en la Tabla 1. Se representaron dos funciones mediante el análisis de las cinco variables  de deficiencia de la necesidad. Los coeficientes de correlación canónicos para cada función se muestran en la parte de abajo de la tabla. Los cuadrados indican que el porcentaje de la varianza total explicada por los grupos fue el 25,5 % para la primera función y 1,7 % para la segunda.

            La primera función era la que mayormente representaba casi toda la varianza (95,0 %) encontrada mediante el análisis discriminante. La segunda función era pequeña y no alcanzaba una significación estadística, sino que representaba el 5,0 % restante de la varianza representada para el análisis total.

            La primera y única función significativa estaba compuesta de una carga fuerte y positiva en las variables de la autonomía de nivel más bajo y de la deficiencia de protección- seguridad. Esto contrastaba con una carga fuerte y negativa en la  variable de deficiencia de la estima en el nivel más alto. Las puntuaciones sociales y de auto-realización no contribuían a la función. Este resultado parece sugerir que las deficiencias de la estima están correlacionadas de forma negativa con las deficiencias en la autonomía.

TABLA 1

Resultados del análisis discriminante para cinco medidas de deficiencias de la necesidad en grupos laborales femeninos distintos (N= 481)

Coeficientes estándares de función discriminatoria canónica

Medida de deficiencia Función 1ª Función 2ª
Deficiencia de protección-seguridad +.40 +.40
Deficiencia social -.01 +.78
Deficiencia de autonomía  +.93 -.32
Deficiencia de estima -.99 -.06
Deficiencia de auto-realización  -.05  -.74

Función discriminatoria canónica en los promedios de grupos laborales

Grupo Función 1ª Función 2ª
Profesional-directiva (N=295) -.36 -.07
De oficina-ventas (N=39) -.56  +
Amas de casa (N=147) +.88 +.02

R’ = .505 (X’ ( 10) 148.40, p=.000).

R’ = .132 (X- (4) 8.41, p = .078).

                En la Tabla 1 se muestran también los promedios para cada grupo laboral, indicando la localización de cada grupo en los dos espacios dimensionales anterior a las dos funciones discriminantes. Las puntuaciones de las trabajadoras profesionales-directivas (-.36) y las trabajadoras de administración-ventas (-.56) caen en la misma (negativa) dirección en relación al polo Autonomía-Estima con el promedio de amas de casa (+.88) cayendo en la dirección contraria.

            En la Tabla 2 se muestra una mayor información de las diferencias grupales ,donde los promedios, las desviaciones estándar y los resultados de los análisis de varianza de una vía, se presentan de forma separada para cada variable de deficiencia de necesidad a través de los tres grupos laborales.

            Las puntuaciones  promedio, puesto que representan las deficiencias de necesidad, deberían ser interpretadas como representando deficiencias mayores (más severas) ya que los promedios se alejan en una dirección negativa desde cero. Por lo tanto, un –1,28 representa una deficiencia mayor que un –0,81.

            La comparación de los promedios grupales indica significativas diferencias en tres de las cinco necesidades: protección-seguridad, autonomía y estima, siendo, no sorprendentemente, las mismas tres variables que destacaron en la función discriminante. Las diferencias significativas entre pares de grupos laborales se muestran en el superíndice, el cual indica subgrupos homogéneos basados en las pruebas de Scheffé al nivel 0.05 de significación. Como muestran los indicadores del superíndice, las trabajadoras profesionales-directivas parecen presentar una mayor deficiencia en la necesidad de protección-seguridad de lo que lo hacen las amas de casa, mientras que las puntuaciones de deficiencia de esta necesidad de las trabajadoras administración-ventas, no difieren de forma significativa de ninguno de los dos grupos. De forma similar, en las puntuaciones de autonomía y estima, los grupos de profesionales-directivas y de administración-ventas, difieren de forma significativa, de las amas de casa, presentando una mayor deficiencia en la escala de la autonomía y menos deficiencia en la escala de la estima. No aparecen diferencias entre los tres grupos ni para las puntuaciones de la deficiencia social ni para la deficiencia de auto-realización. Estos resultados parecen estar en desacuerdo con lo predicho, no cumpliéndolas expectativas basadas en la teoría de Maslow. Las diferencias en la cantidad medida de las deficiencias no son análogas a las cantidades medidas de la importancia de la necesidad encontrada en los estudios previos de los tres grupos (Betz, 1982).

Falta la TABLA 2

            En la Tabla 2 se muestran también el orden de las deficiencias de necesidad, de mayor  a menor para cada grupo. Como en el anterior estudio de la importancia de la necesidad, la auto-realización recibe la posición más alta (la más insuficiente) para las trabajadoras profesionales-directivas y de oficina-ventas, y es segunda sólo con respecto a la estima para las amas de casa. Las deficiencias sociales y de protección-seguridad están entre las de posición más baja para los tres grupos. Las deficiencias en la autonomía se encuentran normalmente en las posiciones intermedias.

            Comparando estos resultados con los del anterior estudio de Betz (1982) sobre la importancia de la necesidad, parece que, para las trabajadoras profesionales-directivas y para las de oficina-ventas, las posiciones de las puntuaciones de la deficiencia de la necesidad son casi exactamente las mismas que las posiciones de la importancia de la necesidad en el anterior estudio. La única diferencia, para las trabajadoras profesionales-directivas, es que la autonomía y la estima han intercambiado posiciones. Para las trabajadoras de oficina-ventas, sólo se han intercambiado las posiciones de la necesidad de protección-seguridad y la necesidad social. En ambos casos, las diferencias entre las dos necesidades son muy pequeñas. Sin embargo, para las amas de casa, hay un cambio principal: en el anterior estudio, la importancia de la necesidad de la estima, fue clasificada la más baja de todas las necesidades; en el presente estudio, la deficiencia en la estima se clasifica en la posición más alta de todas las deficiencias de la necesidad. Sin embargo, para las otras variables, la jerarquía de las variables de la necesidad en ambos estudios, era casi igual. Estos resultados parecerían apoyar la teoría de Maslow, en las que las puntuaciones de las necesidades y las deficiencias fueron normalmente relacionadas de forma negativa cuando se consideraban las posiciones de las variables en vez de los actuales valores de puntuación.

            En la Tabla 3 se muestran más datos relativos a la relación de la importancia de la necesidad y de la deficiencia de la necesidad; en la tabla se muestran los coeficientes de correlación para todas las combinaciones de necesidades y deficiencias. Los coeficientes negativos de correlación parecen dominar los resultados de las correlaciones entre las deficiencias de la importancia y de la necesidad. Las correlaciones negativas significativas se muestran para las relaciones entre las puntuaciones de la importancia de la necesidad y sus respectivas puntuaciones de la deficiencia de la necesidad, en cuatro de las cinco variables, todas excepto la variable social (mostrada en la diagonal). Estos resultados dan algún apoyo a las hipótesis de Maslow de que la importancia mayor de la necesidad está asociada con una mayor deficiencia de la necesidad. Es importante observar, sin embargo, que los coeficientes son bastante pequeños y, por lo tanto, pueden tener poco significado práctico, alcanzando importancia sólo por el gran tamaño de la muestra.

TABLA 3

Coeficientes de correlación para las relaciones entre la importancia de la necesidad y las deficiencias de la necesidad (N=481)

Importancia de la necesidad

Deficiencias de la necesidad

Protección-seguridad

Social

Autonomía

Estima

Auto-realización

Protección-seguridad

-17**

12**

(8*

-1(*

14´´

Social

-05

-07

04

-07

11**

Autonomía

01

04

07*

-13**

08*

Estima

-08*

10*

13**

-14**

11**

Auto-realización

-02

03

-01

-08*

-10*

               Decimales omitidos.

            p<.05.

            p<.01.

            Mirando los datos desde la dirección de la importancia de la necesidad, parece haber una correlación negativa entre la importancia de la necesidad de protección-seguridad y las puntuaciones de deficiencia tanto en protección-seguridad como en auto-estima. La importancia social de la necesidad está relacionada de forma negativa con las dos mismas variables de deficiencia. La importancia de la necesidad de autonomía está relacionada de forma negativa con las dos variables de deficiencia junto con la variable de deficiencia de autonomía. La importancia de la necesidad de la estima añade una correlación negativa con la auto-realización, y la importancia de la necesidad de la auto-realización está correlacionada de forma negativa con todas las variables de deficiencia. Por lo tanto, cuánto mayor es la necesidad en la jerarquía de Maslow, más variables de deficiencia se asocian a ella.

            Desde el punto de vista de la deficiencia de la necesidad, puede verse que la deficiencia de la auto-realización sólo tiene correlación (negativa)  con la importancia de la necesidad de auto-realización y de estima, y no con las necesidades de orden más bajo. De forma similar, las deficiencias de autonomía y sociales parecen estar relacionadas sólo con las necesidades de nivel más alto. Por otra parte, las deficiencias en la estima y en la protección-seguridad están negativamente relacionadas con todas las necesidades.

            A través de los  análisis de las deficiencias de la necesidad y la importancia de ésta necesidad, los resultados son contradictorios. En términos de las posiciones relativas de las variables de la necesidad para  cada uno de los tres grupos, y también en términos de los resultados del análisis correlacional, los resultados respaldan modestamente  la hipótesis; esto es, la importancia de la necesidad aumenta a medida que lo hace la deficiencia de la necesidad. Sin embargo, los resultados relativos a las variables de protección-seguridad y sociales, están desacreditados por la pobre fiabilidad de estas escalas particulares de PNSQ.

            La discusión del resultado de este estudio de las deficiencias de la necesidad (parte 1) sigue al informe de los resultados del estudio de la satisfacción de la necesidad (parte 2) presentado posteriormente. En la sección de discusión del presente ensayo se combina una discusión de ambos estudios

PARTE II: Estudio de la satisfacción de la necesidad.

Análisis de los datos

            Para probar la hipotética relación entre la satisfacción de la necesidad y la satisfacción de la vida, se llevó a cabo un análisis simultáneo de regresión múltiple para todo el grupo de trabajadoras, y después, de forma separada, por los tres grupos. Las variables independientes de la necesidad fueron las cinco puntuaciones de la deficiencia. La variable dependiente fue la satisfacción de la vida. Los valores P?? fueron después analizados para investigar la contribución de cada variable de necesidad al criterio de satisfacción de la vida.

            Los resultados del análisis de regresión múltiple de las puntuaciones de la deficiencia de la necesidad en la satisfacción de la vida se muestran en la tabla 4. Para el grupo total (N 474) el análisis dio como resultado un coeficiente de correlación múltiple (R) de 0.38 (F(5,468)=16.10,p<.01), representando el 14% de la varianza total.

            En la tabla 4 se muestran los análisis de regresión múltiple para cada uno de los tres grupos laborales de forma separada. Para las trabajadoras profesionales- directivas y las de administración-ventas, los coeficientes de correlación múltiple (R’ .S) de 0.39 y 0.40 fueron similares al R del grupo total, representando el 16% de la varianza en la predicción de la satisfacción de la vida para cada grupo. Sin embargo, la R para las amas de casa se incrementó claramente a 0.57 (p< .01), representando el 33% de la varianza. Se observa que el R del grupo de administración-ventas de 0.40, que es moderadamente alto, no alcanza una significación estadística, en parte al menos por el pequeño N para este grupo.

            Los valores p para cada variable de necesidad, los cuales indican la contribución de cada necesidad a predecir la satisfacción de la vida, se muestran también en la Tabla 4. La comparación de los valores p para el grupo total indica que la auto-realización, con un valores p de 0.42 (p<.01) es la única variable de la necesidad para el grupo total cuya contribución alcanza una significación estadística.

TABLA 4

Valores p y coeficientes de correlación múltiple para la relación entre las deficiencias de la necesidad y la satisfacción de la vida en las mujeres trabajadoras.

Grupo trabajador

Deficiencia de necesidad

Profesional-directiva (N=291)

Administración-ventas (N=39)

Amas de casa (N=144)

Grupo total (N=474)

Protección-seguridad

.04

.09

.16*

.05

Social

.02

--.11

.12

-.01

Autonomía

-.05

.20

-.22*

-.08

Estima

-.12

.27

.12

-.02

Auto-realización

.46**

.01

.46**

.42**

R

.39**

.40

.57**

.38**

F (df)

10.47

(5,285)

1.25

(5,33)

13.50

(5,139)

16.10

(5,4(18)

Variable representada por

16%

16%

33%

14%

p<.05.

p<.01.

            Sin embargo, los valores R para los tres grupos laborales, indican algunas diferencias de grupo. Para los de grupos profesionales-directivas y  de amas de casa, la auto-realización contribuye de manera positiva y significativa a la predicción de la satisfacción de la vida, con valores R de 0.46 (p< .01) para ambos grupos. Sin embargo, la auto-realización tiene una contribución insignificante en la predicción de la satisfacción de la vida para el grupo de administración-ventas. Para las amas de casa, dos de las restantes variables de deficiencia de la necesidad tienen una contribución significativa  en la predicción de la satisfacción de la vida: protección-seguridad (positivo 0.16) y autonomía (negativo 0.22). Para los grupos profesionales-directivas y de administración-ventas ninguna de las otras variables de necesidad alcanza significación.

            De nuevo hay que observar que al interpretar los valores R, todas las variables de la necesidad representan las deficiencias de la necesidad, con los valores de las puntuaciones individuales, moviéndose en una dirección negativa desde 0, mientras se ve incrementado el alcance de la deficiencia para el individuo.

            Los valores R mostrados en la Tabla 4 representan la contribución de las puntuaciones de deficiencia de la necesidad de cada grupo a la predicción o a la satisfacción de la vida: puesto que las variables de la necesidad representan deficiencias, un valor positivo indica que menos deficiencias en esa variable están asociadas con la satisfacción de la vida más alta, mientras que un valor negativo indica que una mayor deficiencia en esa variable está asociada con una satisfacción más alta de la vida.

DISCUSIÓN

            En la siguiente sección, se consideran los resultados de las Partes 1 y 2 del presente estudio. Después de un breve resumen de las implicaciones globales de los dos estudios, considerados juntos, la discusión se centra primero en el estudio de la Parte 1, y después en el estudio de la Parte 2. Las conclusiones de los dos estudios se resumen en una sección adicional que sigue a la sección de discusión.

            Los resultados de los dos estudios proporcionan algunos resultados interesantes y conflictivos, pero en general dan un apoyo modesto al modelo de Maslow tanto en el estudio de las deficiencias de la necesidad como en la investigación de su relación con la satisfacción de la vida. En vista de la poca fiabilidad de las escalas de la protección-seguridad y de lo social, los resultados relacionados con estas variables deben verse con especial cautela.

            En el estudio de la Parte 1 sobre las deficiencias de la necesidad, en contra de lo que se esperaba según las ideas de Maslow, las puntuaciones de las deficiencias resultantes en de las amas de casa, no eran más altas en las necesidades de orden más bajo, que las presentadas por los otros dos grupos; de hecho, eran más bajas. Por otra parte, las amas de casa presentaron mayores deficiencias que los otros dos grupos en la necesidad de estima de orden más alto. Estos resultados no respaldan la hipótesis de Maslow.

            Sin embargo, en relación con las posiciones de los grupos de las deficiencias percibidas, sólo había diferencias menores entre los grupos. Las necesidades de protección-seguridad y sociales se clasificaron como las áreas de menor deficiencia, mientras que la auto-realización y la estima se clasificaron como las más deficientes. La jerarquía de las deficiencias se aproximaba mucho a la de la importancia de la necesidad del estudio de Betz de 1982, estando de acuerdo con las expectativas basadas en la teoría de Maslow. La única excepción a esto fue que, para las amas de casa, la importancia de la necesidad de la estima estaba en la posición más baja en el anterior estudio, mientras que la deficiencia de la estima estaba en la posición más alta en el presente estudio, oponiéndose al modelo de Maslow.

            Los resultados basados en las intercorrelaciones entre la importancia de la necesidad  y sus deficiencias también respaldaron parcialmente el modelo de Maslow. Se encontraron diferencias significativas, aunque pequeñas, entre las puntuaciones de la importancia de la necesidad y sus respectivas puntuaciones de la deficiencia de la necesidad en cuatro de las cinco variables de la necesidad,  excepto la variable social. Esto concuerda con las expectativas de Maslow para la relación entre la importancia de la necesidad y las deficiencias. Sin embargo, el hecho de que los coeficientes de correlación sean muy bajos, resta certitud a los resultados. De forma clara, otras variables poseen una considerable importancia en la determinación de la satisfacción de la vida.

            Otra relación no hecha hipótesis del modelo de Maslow es sugerida por el dato de que las necesidades de nivel bajo parecen estar asociadas principalmente con las deficiencias de bajo nivel, junto con la estima. Esto podía ser interpretado como siguiera la hipótesis de prepotencia de Maslow, si no fuera por la presencia de la  variable de la estima. La importancia de la necesidad de la auto-realización, sin embargo, está asociada de forma significativa con todas las variables de deficiencia, sugiriendo que cuanto mayores sean las deficiencias en todas las necesidades, mayor es la importancia de la auto-realización. En la dirección opuesta, las deficiencias en las necesidades de lo social, en la autonomía y en la auto-realización parecían estar relacionadas con la importancia de la necesidad y con las necesidades de nivel alto. Sin embargo, las deficiencias en la protección-seguridad y en la estima están relacionadas con la importancia de todas las necesidades. Este resultado parece no respaldar la hipótesis de la prepotencia de Maslow.

            Además de la concordancia en la jerarquía de las necesidades mencionada antes, el presente estudio era concordante con el de Betz (1982) en que las mujeres que trabajan fuera de casa, independientemente del tipo de puesto, tenían parecidas percepciones en lo que se refiere a su experiencia de las necesidades. En el primer estudio tanto las trabajadores profesionales-directivas y las de administración-ventas  indicaban que  atribuían menos importancia a las necesidades básicas y mayor importancia a las necesidades de nivel más alto de lo que lo hacían las amas de casa (Betz, 1982). Una vez más, en el presente estudio, las trabajadoras profesionales-directivas y de administración-ventas estaban generalmente de acuerdo en sus percepciones de las cantidades de las varias deficiencias en sus profesiones elegidas. De acuerdo con esto, las trabajadoras profesionales-directivas  y de oficina-ventas presentaron mayores deficiencias en autonomía y menos en la estima de lo que lo hicieron las amas de casa. Las trabajadoras profesionales-directivas presentaron más deficiencia en la protección-seguridad de lo que lo hicieron las amas de casa, mientras que las trabajadoras de oficina-ventas estaban situadas en el medio de esta variable.

            Sin embargo, en el orden de las deficiencias, las diferencias entre los grupos eran despreciables, pues todos los grupos percibían las mayores deficiencias en las necesidades de orden alto y las deficiencias más bajas en las necesidades de nivel bajo. La auto-realización destacó en que estaba situada la más alta de todas las deficiencias en dos de los tres grupos laborales en el presente estudio. Las amas de casa situaban su deficiencia de estima más alta que la auto-realización, un resultado que es particularmente sorprendente en vista del hecho de que las amas de casa situaron la estima como la más baja en importancia en el anterior estudio (Betz, 1982).

            Teniendo en cuenta el estudio de la parte 2 sobre la relación entre la satisfacción de la necesidad en el trabajo y la satisfacción de la vida en general, los resultados de este estudio de nuevo respaldan coherente aunque modestamente la teoría de Maslow. Para el grupo en conjunto, y para dos de los tres grupos laborales, las amas de casa y las trabajadoras profesionales-directivas, se encontró una significativa correlación múltiple de la regresión de las deficiencias percibidas de la necesidad respecto a las puntuaciones sobre la satisfacción de la vida . Para el grupo de administración-ventas, el R obtenido no alcanzó una significación estadística. La relación para las amas de casa (R=0.57) era particularmente favorable, indicando una relación moderada entre la satisfacción de la necesidad y la satisfacción de la vida. La relación más fuerte para las amas de casa que para los otros dos grupos puede  explicarse por el hecho de que, para las amas de casa a tiempo completo, el trabajo y otros aspectos de la vida personal están más integrados de lo que típicamente están para la mujer que deja la casa para llevar a cabo su trabajo. En cualquier caso, los resultados para las amas de casa parecen indicar que la satisfacción de la vida de las amas de casa, así como la de las mujeres en otros tipos de trabajo, está relacionada con la satisfacción de la necesidad en el trabajo.

            La evaluación de los valores R da información en cuanto a las contribuciones de las diferentes necesidades a la satisfacción de la vida para los diferentes grupos laborales. De particular importancia es la fuerte contribución producida por la auto-realización tanto para las trabajadoras profesionales-directivas como para las amas de casa. Además, para las amas de casa, los coeficientes B indican que la satisfacción de la necesidad sobre la protección-seguridad y (negativamente) sobre la autonomía está relacionada con la satisfacción de la vida.

            La significativa aunque modesta contribución de la protección-seguridad , a la satisfacción de la vida de las amas de casa, queda apartada de los valores despreciables sobre esta necesidad para los otros dos grupos. De forma similar, el valor de autonomía  negativamente valorado separa a las amas de casa, cuyo valor negativo indica que las mayores deficiencias en autonomía para este grupo están asociadas con una mayor satisfacción de vida. Por lo tanto, para las amas de casa estos resultados podrían sugerir que la satisfacción de la vida está relacionada con menores deficiencias en la auto-realización y en la protección-seguridad, y con mayores deficiencias en la autonomía.

            Entre los tres grupos, los resultados son concordantes con la teoría de Maslow y con los estudios previos, los cuales han mostrado que las necesidades de nivel más alto están asociadas con la satisfacción laboral para la trabajadora ejecutiva y profesional en mayor grado que para las trabajadoras en posiciones de nivel más bajo (por ejemplo, Porter, 1963; Johnson & Marcrum, 1968). Sin embargo los resultados para las amas de casa no concuerdan con la hipótesis de Maslow sobre la prepotencia, y parecen apoyar a los teoricistas (por ejemplo Alderfer, 1972; Wofford, 1971) que han propuesto que tanto las necesidades de nivel bajo como las de nivel alto puedan estar simultáneamente activas independientemente de su orden propuesto en la jerarquía de Maslow. Este resultado también podría apoyar la hipótesis de Alderfer (1972) de que una necesidad satisfecha puede continuar siendo una motivación. Por otra parte, quizás el modelo de Maslow debería ser probado en términos de los cambios dentro de los individuos, más que entre los grupos. Esto podría sugerir una posibilidad interesante para una futura investigación.

            Los resultados de los estudios arriba indicados deben ser vistos a la luz del hecho de que las variables de protección-seguridad y de lo social tenían poca fiabilidad. De acuerdo a esto, los resultados basados en estas dos variables deben ser considerados con cautela. Además, los resultados del presente estudio están basados en una muestra compuesta enteramente  de licenciadas; sus experiencias y percepciones podrían buenamente ser diferentes de aquellas de las mujeres con menos nivel educativo. Esto puede ser particularmente importante en las amas de casa y de las trabajadoras de administración-venta, quienes como licenciadas pueden ser bastante atípicas en estos grupos laborales. Además el ejemplo procedía enteramente de una Universidad del Medio-Oeste, añadiendo a esto la posibilidad de un sesgo cultural en los resultados. Aunque el número de mujeres en los grupos profesionales-directivas y amas de casa era grande, el tamaño del grupo de oficina-ventas era muy pequeño. Para este último grupo especialmente hay una probabilidad de sesgo en la muestra.

CONCLUSIONES

            Los resultados del presente estudio parecen tener algunas implicaciones significativas para los procesos de desarrollo profesional de las mujeres. Los más obvio es el hecho de que las amas de casa parecen tener menos probabilidad de deficiencia de necesidad en las áreas de protección-seguridad y autonomía, pero sus necesidades de estima son menos probables de encontrar cuando entran en el mundo laboral de fuera de casa. Se espera que las mujeres que entran en los campos profesional-directivo  tengan unas deficiencias en la estima más bajas de lo que la tienen las amas de casa, pero sus necesidades de protección-seguridad y autonomía pueden resultar menos satisfechas. Por otra parte, para dos de los tres grupos la satisfacción de la vida estaba relacionada con las puntuaciones de la deficiencia de la necesidad. En conjunto, los resultados sugieren que, al menos para muchas mujeres que son licenciadas, las oportunidades para la auto-realización juegan un papel importante en las satisfacción de la vida. Para otras,  necesidades tales como la protección-seguridad, la autonomía o la estima  deberían tomarse en consideración al juzgar las alternativas profesionales.

            Los resultados del presente estudio respaldan parcialmente la teoría de Maslow en que parece haber una pequeña aunque coherente relación demostrada entre la importancia de la necesidad y la deficiencia de esta, y también entre la deficiencia de la necesidad y la satisfacción de la vida. Sin embargo, se requiere una mayor investigación, particularmente con respecto al fortalecimiento de las medidas básicas de necesidad del PNSQ.

            Los resultados de los presentes estudios deberían ser discutidos con mujeres jóvenes considerando varios estilos de vida futuros. Quizás una de las preguntas más importantes que debe ser preguntada concierne a las necesidades presentes del individuo, y la medida en que pueden satisfacerse estas necesidades en cualquier profesión. En general, el presente estudio encontró deficiencias de la necesidad en todas las profesiones; ningún grupo laboral declaró tener sus necesidades adecuadamente satisfechas. Esto tiene implicaciones para reconocer la realidad de las condiciones profesionales y sugiere que debe ser discutido un grupo de variables  con trabajadoras potenciales, tanto con experiencia como sin ella: Las relaciones entre la importancia de la necesidad percibida, las deficiencias de la necesidad y la satisfacción de la vida.